miércoles, 24 de octubre de 2012

OLIVIA DE HAVILLAND (VIDA)

http://es.wikipedia.org/wiki/Olivia_de_Havilland

Olivia Mary de Havilland (n. Tokio, Japón; 1 de julio de 1916) es una actriz estadounidense de origen británico ganadora de dos premios Óscar, y una de las estrellas de Hollywood más admiradas de la década de 1940. Es hermana de la también actriz cinematográfica Joan Fontaine.

Biografía

La hija primogénita de padres británicos, Walter de Havilland, abogado que ejercía en Japón, y Lillian Fontaine, actriz. Su hermana pequeña es la actriz Joan Fontaine, también nacida en Tokio. A causa de una salud debilitada, y tras la separación de sus padres, se traslada con su madre y su hermana a los Estados Unidos, a California, donde cursó sus estudios.

Sus comienzos en el cine

Max Reinhardt se fijó en ella en una representación teatral universitaria, en El sueño de una noche de verano, y que posteriormente la representaría en el Hollywood Bowl. Reindhardt decidió llevarla al cine, y la dirigirá en la película homónima, para la Warner Brothers, en el año 1935.
A partir de este momento, formó parte de un equipo consolidado en la Warner, con Errol Flynn como pareja y Michael Curtiz como director. Junto con Errol Flynn protagonizó siete películas, en las que, aunque siendo de temática muy distinta, ella siempre representaba el mismo personaje, de amada del aventurero, fiel seguidora del héroe. Algunas de estas películas fueron El capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936), Robin de los bosques (1938) o Dodge, ciudad sin ley (1939).

La década de los 40

Los años 1940 fueron los más importantes de su carrera, ya que protagonizó Vida íntima de Julia Norris, de Mitchell Leisen, en 1947 y La heredera, de William Wyler, en 1949, junto a Montgomery Clift, que le supondrían los dos Óscar de su carrera. Sin embargo, en el año 1939 ya había interpretado uno de los papeles que más importancia y reconocimiento le depararía a nivel mundial, el de Melanie Hamilton en Lo que el viento se llevó (1939), por el que consiguió una nominación a los Óscar como mejor actriz secundaria ese mismo año, aunque el premio se lo llevó su compañera de reparto, Hattie McDaniel, que interpretaba el papel de Mami y fue la primera actriz afroamericana en conseguirlo. En el año 1941 fue de nuevo nominada al Óscar a la mejor actriz principal por su papel en Si no amaneciera, pero esta vez fue su hermana, Joan Fontaine, nominada por Sospecha, de Alfred Hitchcock la que se lo llevó. La mala relación que mantenían las dos hermanas pudo apreciarse en la entrega de los Óscar, cuando Joan rechazó las felicitaciones de Olivia al subir a recoger su galardón.
A pesar de que los años 1940 fueron los mejores de su carrera, fue en esta época cuando tuvo un problema judicial con la Warner, ya que ella se quejaba de que los papeles que le proporcionaban no tenían ningún valor artístico, y pensaba que los mejores papeles se los cedían siempre a Bette Davis (un ejemplo evidente, es la película: La vida privada de Elisabeth y Essex), y entonces el estudio, en represalia, no le concedió ningún papel en más de seis meses. Olivia los demandó cuando intentaron prorrogar su contrato de siete años alegando que les debía esos 6 meses como castigo. Ella ganó la demanda, pero estuvo casi tres años sin trabajar.

La década de los 50

A partir de los años 1950, sus papeles se van distanciando cada vez más. De esta última etapa de su carrera, sus papeles más importantes fueron No serás un extraño (1955), de Stanley Kramer, La noche es mi enemiga (1959), de Anthony Asquit, y Canción de cuna para un cadáver (1964), de Robert Aldrich. En 1955 encarnó a una noble española, la polémica Princesa de Éboli, en una película dirigida por Terence Young.

Últimos trabajos

Dejó apartado un poco el cine a partir de los años 1960, y se dedicó al teatro y la televisión, que emergía en aquellos tiempos, trabajando a lo largo de esta década en varias series para este medio. Desde entonces, ha vivido prácticamente recluida, y una de sus últimas apariciones fue como presentadora de uno de los premios de la 75 edición de los Óscar, en el año 2003.
De Havilland narró el documental de 2009, Recuerdo mejor cuando pinto. La película trata sobre la importancia del arte en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. El 22 de marzo de 2011, se presentó la película en una proyección especial en París.

Últimos honores

El 17 de noviembre de 2008, a la edad de 92, de Havilland recibió la Medalla Nacional de las Artes. El 9 de septiembre de 2010, a la edad de 94 años, Olivia de Havilland fue nombrado Caballero de la Legión de Honor, una distinción que otorga el Presidente de la República Francesa.
En febrero de 2011, Olivia de Havilland apareció en la ceremonia de entrega de los Premios César. Jodie Foster la presentó y De Havilland recibió una ovación con el público puesto en pie.

Matrimonios e hijos

En el año 1946 se casó en primeras nupcias con el novelista Marcus Goodrich, del que se divorciaría en 1953 y con el que tuvo un hijo, Benjamín, que moriría en el año 1991. En 1955 se casó por segunda vez con Pierre Galante, con quien tuvo una hija, y del que se divorciaría en 1979, manteniendo una buena amistad hasta el punto de cuidarle hasta su muerte en París, en el año 1998. Desde los años 1950 reside en París.

Filmografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.